Biología

Columna vertebral

El esqueleto axial está formado por la columna vertebral, por las costillas y el cráneo. hoy hablaremos de la columna vertebral. Estos 80 huesos discurren por el centro de nuestro cuerpo y son su eje central. La columna vertebral, sólida, pero flexible, es la que mantiene rectos el tronco y la cabeza, y nos permite doblar y girar nuestro cuerpo. 

Ésta consta de 33 vértebras, además otras nueva, centradas en el sacro y cóccix. Las vetebras son huesos irregulares(Aprende sobre los huesos del cuerpo humano), y cada una tiene un centrum que soporta el peso del cuerpo, y prolongaciones o procesos que forman articulaciones con otras vértebras o aportan puntos de unión a ligamentos con los musculos del cuerpo humano.

Doce pares de finas costillas se curvan desde nuestra columna vetebral rodeando nuestro esternón, protegiendo los órganos del tórax y ayudando a nuestra respiración (el aparato respiratorio).

En la columna vertebral hay cuatro curvas, cervical, torácica, lumbar y sacra, y estas son las que le dan a nuestra columna una forma de “S”, vista de lado. Su forma, y los discos de las vértebras, le dan la elasticidad necesaria para absorber los golpes al moverse, la refuerzan y colocan el cuerpo directamente sobre las piernas y los pies.

Las siete vértebras cervicales de nuestro cuello sujetan la cabeza. Las dos superiores, el atlas y el axis, permiten hacer el movimiento que todos hacemos al afirmar algo o al negar algo con la cabeza. Doce vértebras torácicas forman articulaciones con las costillas. Las cinco vértebras lumbares soportan la mayor parte del peso del cuerpo. El sacro, formado por cinco vértebras unidas, sujeta la cintura pélvica, antes de desembocar en las cuatro vértebras fusionadas del cóccix.

Entre las vértebras contiguas hay dos tipos de articulación, el primero es un disco intervertebral que actúa de amortiguador de las vértebras en los golpes bruscos, y permite girarse y doblarse. El segundo tipo son las articulaciones facetales entre las proyecciones de las vértebras, que nos permiten unos movimientos limitados.

1. Flexibilidad de nuestra columna vertebral

Las articulaciones entre las vértebras forman una especie de cadena ósea que se ubica de arriba a abajo de nuestra espalda, sólo permiten un movimiento limitado. Pero, sumados esos movimientos, le dan a la columna una gran flexibilidad total. La columna se puede doblar adelante y atrás  de lado a lado y rotar cuando el cuerpo gira sobre su eje.

El cuerpo humano se puede doblar más hacia adelante (flexión) que hacia atrás (extensión) ya que la forma de las vértebras limitan el movimiento hacia atrás. Entre todas las vértebras, las cervicales son las que permiten más flexibilidad.

Acerca del autor

Monito Carval

Monito Carval

Monito representa a toda la familia de Nerditos.
Monito es un roble, es antiguo, es sabio. Y comparte todo su conocimiento con el mundo entero.

1 comentario

Escribe aquí un comentario